martes, 20 de diciembre de 2016

MAMICHIC: MÁS QUE COLLARES DE LACTANCIA (SORTEO)

Después de 8 meses, bebé pingüino y yo, aún seguimos con la lactancia. Tuve la suerte de poder dar lactancia exclusiva materna hasta los 6 meses. En ese momento empecé con la alimentación complementaria pero sigo dando el pecho a demanda. Y bebé pingüino me sigue demandando mucho. Cuando era un bebé dar el pecho era una actividad más "tranquila", por nombrarlo de alguna forma. Según iba creciendo él iba siendo un bebé más activo que mientras comía también quería moverse, mirar a otras partes y tocarlo todo! Y ahí es donde entraron en juego los collares de lactancia. Un invento, oye! Se entretiene, los coge, los muerde... Y no sólo cuando está comiendo.

Por eso, cuando Mamichic se puso en contacto conmigo para darme a conocer sus productos no pude negarme! Porque no sólo tienen collares de lactancia sino que poseen un catálogo mucho más extenso en el que podemos encontrar también pulseras y sonajeros.
 

Todos sus artículos están hechos con materiales de primera calidad: Sin BPA, ftalatos, cadmio, látex, plomo ni metales. Es 100% silicona orgánica alimentaria, con material antibacteriano. De ahí que el bebé pueda morderlo y chuparlo sin ningún problema. Es más, alivia el dolor gingival y estimula la dentición y la deglución. Y, si quieres, puedes meterlos en la nevera para refigrerarlos y conseguir mayor alivio en las encias!

Además, estos complementos no sólo ayudan en la lactancia sino que son estímulos sensoriales para el bebé durante el porteo y fortalece el vínculo mamá-bebé!

A mi me han enviado un pack muy bonito, compuesto por dos collares y una pulsera. Los collares son chulísimos. Muy largos, lo que ayuda a que el bebé los coja bien. Y la pulsera ha sido un éxito total. A bebé pingüino le ha encantado! Y a mi me da tranquilidad que lo coja y lo muerda. Desde que soy mamá he prescindido de joyas. No uso pendientes largos, ni colgantes ni pulseras. Incluso no llevo ni reloj. Pero ahora, con estos colgantes y pulsera que Mamichic me ha enviado tengo la excusa perfecta para adornarme un poquito. Tienen unos diseños muy bonitos y sencillos, y unos colores en tonos que combinan con todo!





¿Os gustan? Pues Mamichic ha querido que una de vosotras tenga un pack como el mío, así que sorteamos uno! ¿Qué tenéis que hacer para conseguirlo? Es muy sencillo:

- Seguir a Mamichic en la red social que prefieras (Facebook - Twitter - Instagram)
- Compartir el sorteo.
- Dejar un comentario en el blog.


¿A que es sencillo? Si lo prefieres puedes participar también en mis redes sociales, en la publicación del sorteo que encontrarás allí. Con que participes en un sitio es suficiente. Pero si quieres conseguir más participaciones puedes participar en los cuatro sitios (Blog, Facebook, Twitter e Instagram) así conseguirás más partipaciones!

El sorteo estará abierto desde hoy, 20 de diciembre, y lo cerraré el día 26 a las 00:00. El día 27, en cuanto tenga un hueco, publicaré el nombre del ganador/a aquí en el post y en todas las redes sociales.


Mucha suerte!!!

- - - -

La ganadora del sorteo ha sido:


Enhorabuena! Ponte en contacto conmigo para hacerte llegar tu premio lo antes posible.

Al resto, muchas gracias por participar!!! Ojalá pudiera regalaros un pack a cada uno! 


(Post + sorteo patrocinado)

viernes, 16 de diciembre de 2016

MAMÁ, PAPÁ, ¿QUÉ ES LA MUERTE?

La muerte es un tema que me da cierto respeto. Para qué negarlo. Pensar en ella se me hace difícil, así que hablar sobre ello más aún. Ahora que soy madre el tema me da más reparo aún, porque sé que aunque bebé pingüino aún es sólo eso, un bebé, algún día será necesario hablarlo y más cuando tenemos en la familia tantas personas mayores. 


 


Por eso cuando Madresfera me invitó al evento que organizaba en Granada junto a Meridiano Seguros para hablar sobre ello no me lo pensé! Era la ocasión perfecta para aprender cómo afrontar este tema y contarlo a los más pequeños.

El evento tenía lugar en Unomás, un lugar muy acogedor, lleno de encanto. Me recibieron unas chicas muy agradables que me enseñaron todo el local. Porque sí, llegué la primera de los nervios que tenía. Era mi primer evento madresférico! Poco después llegaron las chicas de madresfera, Mónica y Rocío, acompañadas de Daniel de Tang de Naranja. Poco a poco fueron llegando el resto de participantes del evento: Loreto de Mi nube celeste, Alejandra de La aventura de mi embarazo, Mari Ángeles de Aprendiendo con Julia y Joaquim de Papás blogueros. Blogueros y blogueras que ya conocía por la globosfera y que me encantó desvirtualizar.
 
(Nuria Javaloyes, en un momento de la charla)

La encargada de enseñarnos cómo actuar y abordar el tema de la muerte con nuestros hijos fue Nuria Javaloyes, Psicóloga y Psicooncóloca. Ella es una de los autores que han creado la guía "Mamá, papá, ¿Qué es la muerte?" para Meridiano Seguros. Lo que esperaba que fuera una charla-monólogo, no fue tal. Fue una charla-coloquio de lo más amena y agradable. En la que Nuria nos iba explicando los principales errores en los que caíamos los adultos. 

 
CÓMO ENTENDER Y AFRONTAR LA MUERTE

Depende de la edad que tengan podremos actuar de un modo u otro. En la guía aparecen varios tramos de edad, siendo los pre-adolescentes la franja de edad más complicada. Es interesante resaltar el concepto de "irreversibilidad" propio de los niños de 2-6 años. Este concepto nos viene a decir que los niños no son capaces de entender que esa persona no va a volver sino que piensan que puede volver en cualquier momento. Es lo que les hace mostrar indiferencia ante lo ocurrido. No saben la magnitud que tiene.

Otra cosa importante es no reprimirnos ante ellos. Si estamos tristes y sentimos la pérdida, debemos hacérselo saber. No hacemos mal en dejarlos vernos llorar. Otra cosa sería derrumbarnos ante ellos. Eso no es recomendable. Pero mostrarnos tristes, ¿porqué no? Ellos deben saber que es normal sentir pena y llorar hacia ciertos acontecimientos que suceden. También hablamos de la importancia del duelo. Incluso ante las vidas no nacidas. Es fundamental tener unos momentos para uno mismo, para llorar y sentirse mal con lo sucedido. Eso nos hará poder volver a la rutina de una forma un poco más "calmada".

Y sobre todo, muy importante, no tener miedo de hablar con ellos de este u otro tema. Ellos nos lo van a poner muy fácil. Solemos ser nosotros quienes lo vemos más complicado en nuestra cabeza.


FORMAS DE COMUNICAR LA NOTICIA


Uno de los principales errores en los que caemos los adultos es generalizar y pensar que los niños son demasiado pequeños para comprender ciertos términos. Es importante que los niños sacien su curiosidad y sepan las cosas que ocurren a su alrededor. No debemos privarles de ello. Sí es importante, siempre, hacerlo en un lenguaje adecuado a ellos.


La mejor forma de comunicar la pérdida es siendo claros y sinceros con ellos. De nada vale decir que "se ha ido al cielo", "está de viaje"... Son expresiones que no ayudan. También es importante ser consecuente con nuestras creencias. Si no creemos en un cielo tras la muerte ¿porqué decirle eso a nuestros hijos? No tiene mucho sentido.
Otro aspecto importante a resaltar es la importancia de la comunicación. Dejar que los niños nos pregunten. Hablar y escuchar. Habrá niños que quieran saber mucho y otros que no lo necesiten. Tampoco es necesario dar más detalles de los precisos y sí es importante dejar el morbo a un lado. Como digo, comunicación ante todo. Y comunicación sincera. Es decir, si nos preguntan cosas que no sabemos, es mejor decir simplemente que no lo sabemos pero no debemos inventar una respuesta. Somos humanos, no tenemos que saberlo todo. Además, Nuria nos hablaba de la importancia de crear una "llave" ajustada a cada contexto puesto que cada familia y cada niño es distinto.

IMPORTANCIA DEL DUELO

Tras una muerte se abre una fase importante que todos debemos vivir. El duelo. El duelo es un proceso muy importante que todos deberíamos respetar. Incluso el duelo por los no nacidos, las pérdidas gestacionales. Las frases hechas no ayudan nada. Frases como: "Ahora ya no sufre", "Por fin está descansando"... No ayudan en absoluto! Y en el caso de las pérdidas gestacionales no vale eso de "Eres joven, podrás tener más". Son frases que ahondan en la herida. No, gracias! Es mejor un abrazo sincero, sin palabras. El estar, simplemente. Con mayúsculas. El tiempo de duelo también dependerá de la persona.

Una cosa importante a saber es que incluso los bebés pasan un duelo. Cuando pierden a una figura de apego ellos lo sienten. Aunque dada su flexibilidad, o plasticidad, tienden a sustituír esa figura de apego por otra. Pero no debemos olvidar que si hay vínculo hay duelo. Independientemente de la edad que tenga el afectado.

Muchos, incluída yo, teníamos la duda de si llevar o no a los niños a un tanatorio, si podría ser más o menos perjudicial. La respuesta dependerá de ciertos factores como la madurez del niño, del vínculo que tenía el niño con esa persona y, lo más importante, de la elección del niño. Si él quiere ir podemos explicarle un poco la situación: qué es lo que va a ver, quién va a estar ahi, cómo van a estar las personas que están ahi... Y si su deseo es ir, es importante que vaya acompañado de nosotros u otra persona de confianza. No debemos olvidar que ellos también necesitan despedirse.


VUELTA A LA RUTINA EN CASA Y EN EL COLEGIO

Como he dicho, tras la muerte es necesario un duelo que cada uno vive de una forma y con una intensidad y duración personal. Tras esto, es fundamental volver a la rutina cuanto antes. Es obvio que el dolor no se va a acabar. Probablemente el dolor de una muerte no desaparece nunca. Pero sí es necesario volver a nuestras vidas y seguir haciendo lo mismo que hacíamos antes. ¿Incluso los niños? Claro que sí. Más aún. Ellos no deben interrumpir sus vidas. Es importante seguir con sus rutinas. Naturalidad. Aunque sí se puede haber cierta flexibilidad en esas rutinas, sobre todo los primeros días.

En el colegio es más de lo mismo. Es importante que vuelvan a él pronto. También es recomendable que el profesorado conozca la situación. De esta forma podemos establecer un canal de comunicación con ellos a fin de detectar cuaquier situación que pueda hacernos ver que nuestro hijo está pasando un duelo complicado (descenso del rendimiento escolar, inadaptación...). Además, también sería importante que los profesores realizaran una charla con el resto de alumnos para comunicarles la situación que ha vivido su compañero con el fin de que éste, al regresar al centro, no tenga que dar explicaciones constantes a los demás. Evitamos con ello el incidir en el tema y ahondar en la herida. En esta charla, el profesorado puede darle a sus alumnos algunas pautas de actuación con su compañero: qué decir, qué no decir, cómo actuar ante él...


Como podéis ver, la charla-coloquio dio para mucho. Yo no intervine mucho porque, por suerte, aún no he tenido que verme en la situación de hablar de este tema con mi hijo. Pero varios de los compañeros allí presentes expusieron dudas y situaciones vividas, lo que enriqueció muchísimo la charla. Aprendimos muchísimas cosas y salí con muchas dudas despejadas y una ligera idea de cómo afrontar el tema de la muerte con los niños.



Desde aquí, quiero dar las gracias a Madresfera y Seguros Meridiano por la oportunidad de poder asistir a este evento. Además, el lugar, Unomás, fue inmejorable. Yo no dejé a bebé pingüino allí, mis padres me acompañaron a Granada y se quedaron con él. Pero las otras mamás del evento sí que acudieron con sus hijos y fueron tratados de una forma estupenda por el equipo de Unomás. Se lo pasaron pipa! A nosotros nos prepararon una merienda riquisima y nos dieron una bolsita con cosas para los niños y para nosotros. Sin duda la experiencia mereció la pena!


(Evento + Post remunerado)

miércoles, 30 de noviembre de 2016

MI LISTA DE DESEOS PARA BEBÉ PINGÜINO (2016)

El año pasado hice la primera lista de deseos para bebé pingüino. Aún estaba embarazada. Este año es diferente, bebé pingüino tendrá más de 8 meses para Navidad y, aunque aún es pequeño, lo vivo con una ilusión enorme. En realidad no soy mucho de celebrar estas fiestas. Cada año es diferente, hay más ausencias y menos ganas de celebrar. Pero con un bebé todo se hace mágico de nuevo y aunque sepas que él no va a recordar para nada estos días, quieres que todo sea perfecto porque son sus primeras navidades y quieres que sean especiales!

Así que este año todo es por y para él. Llevo ya tiempo pensando qué puedo comprarle porque al ser tan pequeño tampoco hace mucho caso a las cosas, se cansa de ellas pronto. Así que después de ver todos los catálogos de juguetes del mercado y cotillear algunas páginas de internet, estos han sido los elegidos! Tengo que admitir que el 90% de las cosas que he puesto en la lista ya las he ido comprando para no dejarlo para última hora y quedarme sin ellas.


ROPA / SACO DE DORMIR

Las dos prendas de ropa ya las tengo desde hace tiempo. El saco lo tengo pendiente para cuando entre un poco más de frío. Pero este es el elegido. No podría ser otro!

 

1 - Jersey de pinguinos, de Zara
2 - Peto con estampado de ardillas, de Zara
3 - Saco de dormir, modelo pingüino, de PenguinBag

 - - - -

DECORACIÓN PARA SU HABITACIÓN

El tema de tener un tipi me tenía un poco loca. Es algo que me encanta pero veo a bebé pingüino muy bebé, lógicamente. Aún así, porqué no? No me acababa de decidir porque realmente son bastante caros, hasta que encontré este. Tiene un precio muy bueno y, sobre todo, me encanta! Era lo que yo quería. Las luces aún no las he comprado. Las estoy buscando en tonos tierra y no las he encontrado. Seguiré en ello y sino cambiaré de color.




4 - Tipi, de Nonotú
5 - Girnaldas de colores, de Nonotú

 - - - -

LÁMPARAS

Las lámparas quitamiedos me encantan. Y aunque él ya tiene dos, de otro tipo, no podía dejar de comprar alguna de estas porque son muy graciosas. Me encanta la de pera. Quizás era mi favorita. Pero la quería en color mint y siempre que he hecho algún pedido estaba agotada. Así que finalmente compré la manzana. La pera la compraré en otra ocasión. Los helados también me gustan. Me parecen muy originales.




6 - Lámpara pera, color mint (A Little Love Company), de Tutete
7 - Lámpara helado, color blanco (A Little Love Company), de Tutete
8 - Lámpara helado, color mint (A Little Love Company), de Tutete
9 - Lámpara manzana (A Little Love Company), de Tutete

 - - - -
 
JUGUETES PARA GATEAR/ANDAR/MANTENER EL EQUILIBRIO

Bebé pinguino aún es pequeño, como ya he dicho. Pero todos los que tenéis bebés sabéis que crecen a ritmos locos. Y más que crecer, evolucionan. Cada día te sorprenden con algo. A él le gusta mucho ponerse de pie. Me da a mí que comenzará a andar antes que a gatear. Para que vaya entrenando le he comprado un churro para que se inicie en el gateo. Aunque a él lo que le gusta es moverlo como un sonajero (y comérselo también, claro) y un andador. Aún no anda, claro!, pero usa la pantalla para jugar, le gusta mucho. Y lo de andar... poco a poco! El burrito balancín me encanta! Se lo van a regalar sus abuelos. Al principio le iba a coger uno de Chicco, de plástico, que tenía varias actividades. Pero vi este y me pareció perfecto. Además es blandito! Mucho mejor.
 

10 - Hinchable sonajero para bebés, de Imaginarium
11 - Correpasillos cerdito (Wheely Bug), de Tutete
12 - Cebra parlanchina primeros pasos (Fisher Price), de Toys'r'us
13 - Mecedora balancín burro (Eduland), El Corte Inglés

 - - - -

JUGUETES PARA DIVERTIRSE

Salvo el tren y el zígolo de pingüino los tenemos todos! He intentado buscar juguetes divertidos y coloridos. La mayoría tienen música. Al principio no hacía caso a los juguetes con música pero por fin ha llegado esa fase en la que le encantan!

  


14 - Pingüino activity musical (Fisher Price), de Toys'r'us
15 - Set de instrumentos musicales (Skip Hop), de Tutete
16 - Payaso equilibrista Ralph (Hape), de Tutete
17 - Robot Robi, (Fisher Price), de Toys'r'us
18 - Tren para bebés con figuras encajables, de Imaginarium
19 - Zigolos pingüino apilable y tentetieso (Janod), de Tutete

 - - - -

VARIOS

Estaba loca por comprarme una lighbox (digo comprarme aunque la realidad es que es para la habitación de bebé pingüino, para ponerle mensajes amorosos). Sin embargo me parecía cara para el uso que iba a darle realmente. En tutete lanzaron una oferta por la que, al mismo precio que antes, venía un set de letras extras. Y encima era el de animales de colores! No me lo pensé. Este es mi regalo de navidad. Guardado está. Los dos arcoiris también los tengo. El de Grimm's me encanta. Aunque ha sido una compra un poco temprana porque hasta los 3 años no podrá usarlo. Es muy pequeño. El grande no estaba disponible. Lo compraré más adelante. La hucha me gusta mucho. Iré metiéndole algunas monedas. El sonny angel no lo tenemos. No lo encuentro en modelo pingüino. Qué disgusto tengo! Sigo insistiendo en ello!


20 - LightBox, color mint (A Little Love Company), de Tutete
21 - Arcoiris pequeño (Grimm's), de Tutete
22 - Sonny Angel, modelo pingüino, de Lycka
23 - Hucha arcoiris (A Little Love Company), de Tutete

Este saco me tiene loca desde que lo ví. No lo tenemos. Como arrullo ya no servirá para bebé pingüino. Es un bebé muy grande. Sin embargo me estoy planteando comprarlo como manta. Para taparlo o para cuando juega en el suelo. Es precioso y me tiene enamorada!!!



 

24- Manta arrullo acolchada Penguin Pepe (La Millou), de Tutete



Esta ha sido la selección de productos que he hecho para esta Navidad. Salvo el churro para gateo y el andador, que ya se los he dado, el resto, de los que he comprado, los tengo envueltos detrás del sofá esperando para Navidad y Reyes. Sí, muy adelantada he sido! Pero estoy muy emocionada este año con estas fiestas!!!
 - - - -

¿Os gustan los productos que he seleccionado? Si habéis tenido alguno de ellos, ¿Cómo os ha resultado la experiencia?

martes, 8 de noviembre de 2016

NUESTRA BIBLIOTECA: ¡ÁLEX, BASTA YA!

Antes de dejar el blog un poco aparcado, como os comenté aquí, tuve la oportunidad de que Boolino me enviara uno de sus libros para leer y reseñar, así que me ha parecido muy justo que después de este "descanso" sea éste el primer post el publicar.

En casa siempre hemos sido muy amantes de la lectura. Desde pequeña, mis padres me han inculcado la importancia de la cultura en general. Me ha gustado leer desde muy pequeñita, por eso para mí es importante que bebé pingüino aprenda a valorar la importancia de los cuentos desde muy pequeño. Con sólo 5 meses ya tiene una biblioteca con bastantes ejemplares! Claro que aún no lee, pero yo se los enseño, se los leo, le enseño los dibujos y así, poco a poco, hago que los vaya viendo como parte de su vida.

Como digo, Boolino me dio la oportunidad de reseñar alguno de sus libros. Me envió un email con varios de los libros que podía escoger y elegí ¡Álex, basta ya!, un libro que me pareció muy interesante.



Este libro, escrito por Lidia Arroyo y Silvia Pla y de la editorial Salvatella, es un libro muy especial. Cuenta la historia de Álex y su familia. Una familia que siente que tiene un bebé que les demanda demasiado: siempre tiene hambre, siempre está inquieto... y llora mucho! Es un bebé que parece no satisfacerse con nada. Se aburre al poquito de jugar.

Después de varios episodios en los que sus padres sienten que ya no pueden más con él, la maestra del cole de Álex cita a sus padres para que vayan a hablar con ella. Álex no sólo tiene problemas en casa. También los tiene en el colegio. Le resulta difícil terminar las tareas y seguir el ritmo de la clase. Debido a eso, deciden acudir a un psicóloco para que les ayude, no sólo a ellos sino también a Álex. Después de varias sesiones el diagnóstico está claro: Álex es hiperactivo y además tiene dificultades para prestar atención, es decir, tiene TDAH.

Este hecho marca un punto y a parte porque, ahora sí, tanto los padres de Álex como él mismo, saben qué era lo que ocurría, por qué él se comportaba así y ponen en marcha una serie de medidas para mejorar la situación, como acudir a la pediatra y comenzar con medicación. Después de varios meses todo va mejorando y Álex y sus padres comienzan a disfrutar de su vida en común!

Como he comentado antes, es un libro muy especial. No sólo por la temática que abarca sino porque al final nos ofrece una serie de ayudas: unas orientaciones para padres y educadores y unas recomendaciones para padres.

Me gusta mucho la forma en la que está presentada la historia. Muestra a los niños qué es el TDAH, cómo se comportan los niños con este transtorno y todo, es acompañado por unas ilustraciones muy alegres y coloridas. Es un tema que debe abordarse desde que los niños son muy pequeñitos para que lo vean como algo natural y sepan qué hacer y cómo actuar si ellos o algunos compañeros de clase presentan TDAH. Es importante que sepan ver siempre las diferencias de los demás de forma positiva, no los marginen y desarrollen su empatía. Un libro muy recomendable! 



Si te ha gustado la reseña y el libro te parece interesante, no dejes de visitar la página del libro en su web! Además, también podrás comprarlo si quieres!!!


http://www.boolino.es/es/libros-cuentos/hiperactividad-alexbasta-ya/

- - - -

Otras reseñas realizadas (Boolino):

- Nimbus, una nube de emociones.

- Quinto grado en Torres de Malory.
- Yoga con niños. 
- La siesta perfecta. 
- Erizo y conejo. El susto del viento. 
- Rabietas.
 (Post patrocinado)

lunes, 31 de octubre de 2016

SELLO DE CALIDAD DE MADRESFERA: IOGOLINOS DE NESTLÉ

Hace unas semanas, madresfera me comunicó que había sido una de las 100 blogueras seleccionadas para participar en su nuevo sello de calidad junto con Nestlé y poder probar sus Iogolinos! Pocos días después llegó a casa un mensajero con el paquete. Y menudo paquete! Contenía un montón de Iogolinos de distintos sabores: pera, plátano, natural, melocotón, fresa y frambuesa, y, además, bolsitas de plátano y fresa y manzana. Vamos, para varios días!


Me hizo especial ilusión porque me venía estupendamente. Justo unas semanas antes, bebé pingüino había empezado con la alimentación complementaria, al cumplir los 6 meses. Dentro del menú y la forma de alimentar que estoy llevando con él, los yogures los suele tomar a media tarde. Como merienda. De forma habitual suelo hacerle purés de frutas (pera, plátano y manzada), a veces con zumo de naranja y una galleta sin gluten (para quitarle un poco la acidez de la naranja) y otras veces se lo hago con mi propia leche, que le gusta bastante más. De forma ocasional también le había dado algún yogur y le había gustado así que decidí que ese era el momento ideal del día para introducirle los Iogolinos.

Una vez los hemos probado, esta es nuestra opinión:


- Variedad de sabores (5/5)

Me parece que tienen una variedad bastante completa, al menos para el tramo de edad de bebé pingüino. La pediatra me indicó unas frutas que debía comer a los 6 meses y corresponde con los sabores de los Iogolinos. Tengo que decir que los hemos probado todos, salvo los indicados para 8 meses (fresa y frambuesa y las bolsitas de fresa y manzana). El resto nos han gustado bastante. Digo "nos" porque yo también los he probado! Nuestro favorito ha sido el de plátano.

- Textura (5/5)

Me ha gustado mucho la cremosidad que presentan los Iogolinos. No me gustan nada los yogures líquidos y estos no lo son. Son mucho más suaves y agradables para el paladar infantil. Además, estoy ayuda también a que no se escurra demasiado de la cuchara. Otro punto a favor.

- Sabor (5/5)

Como he dicho antes, los hemos probado casi todos (por el tema de la edad). A bebé pingüino parece que le han gustado todos bastante, sobre todo el de plátano. Lo bueno ha sido que se notaba bastante el sabor de la fruta. En el caso del Iogolino natural tengo que decir que me ha sorprendido gratamente. Normalmente suele ser un sabor más soso pero a bebé pingüino le ha gustado mucho!

- Facilidad de transportar y llevar fuera de casa (5/5)

El embalaje que tiene hace que sea muy fácil transportar y llevar fuera de casa. Y el hecho de no necesitar frío para su conservación facilita mucho el proceso. Es un producto estupendo para llevarlo siempre cuando vas fuera.

Otro punto extra a añadir, y que a mi personalmente me ha gustado muchísimo, es la cantidad de los envases de Iogolinos. Van de 60 a 100 ml. Otros yogures de otras marcas vienen en cantidades de 125-150 ml. A mi me parece excesivo. Cuando bebé pingüino empezó con la alimentación complementaria comía muy poquito de todo, pocas cucharadas que iba aumentando poco a poco. Por eso me parece que la cantidad que traen los Iogolinos es perfecta!

Muchas gracias a Nestlé y Madresfera por la oportunidad de poder probar los Iogolinos!!!

jueves, 13 de octubre de 2016

DE VUELTA!!!

Hola!!! Después de más tiempo del previsto estoy de vuelta en el blog!

Siento mucho el abandono. Las que me seguís por las distintas redes sociales sabréis que no he dejado de escribir y contaros cosas, simplemente no veía el momento de sentarme y escribir largo y tendido, descansada y pausada, como requiere el blog.

Mi idea hubiera sido descontectar del blog, mediante aviso, un par de meses después del parto. Pero lo cierto es que meses antes de que bebé pingüino naciera me entró una cierta pereza unida a la sensación de que tenía mil cosas que hacer y de que no me quedaba apenas tiempo!

Los meses previos a la llegada de bebé pingüino tuve que terminar el trabajo final de un máster que estuve haciendo durante todo el embarazo. Esto me quitó bastante tiempo ya que tenía la posibilidad de hacer la presentación en febrero o en abril. Mi única opción era hacerlo en febrero ya que en abril tenía la FPP y no podía arriesgarme a que no me diera tiempo a hacer la presentación después de tanto trabajo hecho! Así que como tenía dos meses menos para preparármelo tuve que aplicarme un poco más.

Una vez terminado el máster (muy bien, por cierto) aproveché para irme a visitar a mi familia materna a la otra punta del país! No podía retrasar mucho el viaje ya que apenas me quedaban dos meses para salir de cuentas, así que a finales de febrero nos fuimos. Me apetecía que me vieran embarazada ya que ellos habían vivido conmigo la búsqueda y todas sus consecuencias. Fueron unos días muy bonitos en los que también pude ver a mi mejor amiga que vive allí. Me traje muchas cositas para bebé pingüino!

Una vez en casa, tuve un último mes bastante ocupado. Por una parte, terminar todos los detalles de su habitación, aunque realmente no quedaba mucho por hacer porque había ido haciendo cosas meses atrás: montar los últimos muebles, lavar-planchar-colocar su ropita... así que prácticamente me limité a terminar de decorarla. No podía dejar de mirarla! Por otro lado, fue un mes de celebración. Hice la baby shower de bebé pingüino! Me hizo mucha ilusión, además me regalaron muchas cosas!

Ese último mes también fui a hacerme un body painting, el segundo del embarazo, ya que cuando me hice el primero apenas se me notaba la barriga y tampoco sabía el sexo del bebé, así que me hacía ilusión volver a repetirmelo. Con esta misma chica me hice también la barriga de escayola que luego me personalizó y que colgué en la habitación de bebé pingüino.

Como véis fue un no parar. Los pocos ratos que tenía libres me dedicaba a descansar. Cierto es que no estuve demasiado cansada en el final del embarazo, pero me apetecía tener unos ratitos de relax porque sabía que cuando naciera el bebé no tendría muchos.

Así fue. Bebé pingüino se adelantó tres días haciéndome la mujer más feliz del mundo! Es un bebé bueno, simpático y divertido. Pero no me deja ni un segundo libre! Cuando nació, como todos los bebés, pasaba mucho rato durmiendo, pero en vez de aprovechar ese tiempo en hacer cosas o descansar, yo no podía dejar de mirarle todo el rato. Es una sensación maravillosa.

Y así ha sido como han ido pasando días, semanas y meses y he tenido el blog abandonado. Ahora ya me he organizado para sacar un ratito e ir publicando algún por semana porque lo cierto es que tengo muchas cosas que contar. Algunas más recientes, como mi experiencia como la LME y el parto, y otras más antigüas, como lo que llevé en el bolso para el hospital o la baby shower de bebé pingüino. Post sobre cosas que creo que os pueden interesar y que, además, me apetece contar.

miércoles, 27 de enero de 2016

MI PRIMERA NONABOX EXPRESS

Ya os he hablado varias veces de Nonabox y sabéis que me encanta recibir estas cajitas cada mes. Además, estoy teniendo mucha suerte y estoy recibiendo productos muy chulos, tanto para bebé pingüino como para mí. Cosas muy útiles que acabaremos usando antes ó después, lo cual me encanta!

Pues a parte de las cajitas mensuales, a principios de diciembre recibí mi primera Nonabox Express. Esta Nonabox se caracteriza por ser más completa que las mensuales. Tiene más productos e igualmente son personalizados a la edad y sexo de tu bebé. Lo que sí que no tienen en cuenta son los productos que has recibido previamente en tu suscripción normal, ya que la Express se considera una cajita de regalo, vamos, que es como un extra. Así que si la compras teniendo una suscripción activa corres el riesgo de recibir productos repetidos, eso es algo importante a saber.
 

En mi caso no recibí ningún producto repetido. Y la caja fue una bestialidad. En el buen sentido de la palabra. Esta caja que vale 29.95€ en mi caso fue gratuita. La razón es que por cada dos amigas que se suscriban con el enlace que siempre promociono yo consigo una Nonabox Express y ellas consiguen un 30% de descuento en cualquiera de las suscripciones que ellas deseen. Como veis todas salimos ganando. Para mi sorpresa se han apuntado muchas chicas con mi enlace y aún tengo pendiente 3 cajitas más!!!

Ahora, Nonabox ha cambiado. No sólo tiene nuevo packing y nueva web sino también nuevos precios! Están súper bien! Y la Nonabox Express pasa a llamarse Premium, pero el sistema con ésta es el mismo.

Como digo, mi primera Express ha sido una pasada. En cuanto la pides tarda unas 72 horas como mucho en llegar. No hay que esperar a principio de mes como con la suscripción normal. Cuando me llegó me quedé sorprendida. Primero porque la cajita que envuelve a la caja de productos venía rota, abierta. Esto no es normal en ellos porque cuidan mucho la presentación. Pero cuando el chico me la dio lo entendí. Pesaba una barbaridad. Y la cajita que contenía todos los productos, con su lazo, apenas se podía cerrar de la de cosas que llevaba! Lo mejor fue cuando abrí la caja. Mis ojos se iban abriendo más y más cada vez que sacaba un producto. Esto es lo que traía:




Como podéis ver, venía repletita de cosas! Ahora os comento uno a uno cada producto y mis impresiones sobre ellos.

Lámina de Petit Babar
 


 Esta lámina es lo primero que vi y ya con esto la caja me compensaba. La había en otras cajas antes de suscribirme y me quedé con pena por no haberla recibido así que cuando la ví… imaginaos. Me encanta el mensaje y los colores. Va a la habitación de bebé pingüino en cuanto empiece a montarla!


Biberón de Lovi

Como siempre digo, los biberones y chupetes, son cosas que me gusta menos recibir porque tengo bastantes. Pero me gusta que no sean los mismos de siempre ni las mismas marcas. Es un biberón monísimo, pequeño y manejable, justo para el principio. Ya sabéis que mi idea es la lactancia materna, pero nunca se sabe!
Crema protectora de Bepanthol


Esta crema la conocía y la tenía porque me la habían dado gratuitamente en otros sitios. Me gusta mucho esta marca y lo bueno es que no tendré que gastarme ni un euro en cremitas de este tipo!

Crema antiestrías de Trofolastín

Otro premio gordo de la caja. Justo, además, estaba necesitando comprarme una crema antiestrías porque la que yo usaba se estaba acabando así que me vino estupendamente. Me gusta especialmente esta crema porque he oído maravillas de ella. No tanto de su olor. Por suerte, esta crema que me han enviado ya viene con un nuevo perfume. Ya la he empezado a usar y me va a las mil maravillas y huele genial. Me gusta mucho su textura. Aunque cometí la novatada y el primer día me puse un montón! Al ser una crema densa se me quedó toda la barriga blanca, tardé bastante en aplicarla toda. Desde ese día aprendí que menos es más y con poco que me ponga tengo suficiente. Me deja, además, la piel muy suave.

 Chupetes de Lovi

 

 Un pack con dos chupetes que, además, brillan en la oscuridad! Como he dicho al comentar el biberón de la misma marca, son productos que me hacen menos ilusión, pero reconozco que me están enviando unos chupetes muy bonitos y estos me encantan!

 DouDou de CloudB

 

 Tengo como un par de ellos pero este no podía ser más original! La tortuguita se esconde!!! Me gustan mucho los productos de esta marca. Tengo también una tortuguita planetario que es lo más! Además, la tortuga de esta cajita es muy gustosa, muy suave y el color es precioso. Seguro que a bebé pingüino le encanta!
 Muselina de Aden + Anais

 
 
Las que habéis leído mis antiguos post sobre los productos que recibo en mis Nonabox sabréis que ya recibí una muselina de esta marca en una de las cajas anteriores. No me importa que se repita. Es un producto que me gusta y siempre viene bien tener más de una. Curiosamente tengo 3 muselinas de la casa y las 3 son de estrellas!

Baberos de Mothercare


Pack de dos baberos pequeños, muy suaves por fuera e impermeables por dentro. Los baberos, por mucho que se tengan, siempre vienen bien para cualquier etapa del bebé. Al principio con la leche y las babitas, luego con la alimentación… Así que genial.
 
Pack para plasmar las huellas del bebé de Smallprint.
Creo que esto es como un extra y me ha gustado mucho. Dentro vienen unas hojas y una tinta para plasmar la palma de la mano y del pie del bebé. Pienso hacerlo y ponerlo en el libro que le estoy haciendo a bebé pingüino para que tengamos un gran recuerdo!

Funda para papeles de Mis primerospapeles.


Es una funda de plástico que me va a venir muy bien para meter el libro de familia!

Libro de DK


Este es el motivo de que la caja pesase tantísimo! Un libro de embarazo de lo más completo! Me ha gustado mucho. Vienen muchos datos, con unas ilustraciones muy gráficas y bonitas. Además viene información hasta que el bebé tiene 3 años. Me parece muy completo


Como veis, la caja es genial. Y si conocéis un poco los productos y lo que suelen costar, sabréis que con la crema antiestrías prácticamente el valor de la caja está completo. Sólo hay un pero en esta caja y es que tanto los chupetes como los baberos me los enviaron rosas!!! Justo una semana antes había sabido que bebe pingüino era niño! Así que modifiqué mis datos en mi perfil de nonabox, pasando de unisex a niño. Igualmente antes era unisex así que lo del rosa me pareció raro. Me puse en contacto con atención al cliente donde me pidieron disculpas y me dijeron que, efectivamente, se trataba de un error, me dijeron que con el tema de las cajitas de navidad estaban un poco descolocados pero que cuando pasaran las fiestas me enviarían unos productos en sustitución. Efectivamente así fue. Pocos días después de navidad me llegaron estos productos:

Chupetes de Tigex


La marca Tigex la conocía y me gustan mucho sus productos. Además estos chupetes son también muy bonitos y son de 6-18 meses que no tenía ninguno para meses tan tardíos asi que me vienen genial.
 

Pack de baberos de Disney


Estos baberos son súper suaves. Me gusta mucho su tacto y son enormes! Así que imagino que los dejaré para cuando bebé pingüino sea un poquito mas grande y pueda aprovecharlos mejor.

¿Y a ti, te gusta la cajita express? ¿Has comprado o te han regalado alguna? ¿Qué productos traían?
- - - - 

¿Queréis ver algunas de las cajitas Nonabox que yo recibí?

- Nonabox: Cajitas llenas de ilusión
- Nonabox Octubre 
- Nonabox Noviembre 
- Nonabox Diciembre

lunes, 11 de enero de 2016

SANGRADOS DURANTE EL PRIMER TRIMESTRE

Después de casi 3 años desde que tuve mi primera cita para conseguir quedarme embarazada, como os conté aquí, por fin lo había logrado. Durante todos esos largos y duros meses soñaba con que llegase este momento. Un momento que yo, creía, sería de paz y tranquilidad por haberlo conseguido. Pero nada más lejos de la realidad. Mi primer trimestre fue un sinvivir. Miedos, dudas, preocupaciones... No pude evitarlo. Quería llevarlo lo mejor posible, pero no pude. Y la razón era muy sencilla: sangrados.

Cinco días después del positivo y la beta, un domingo, fui a pasar el día con unas amigas. A la noche, cuando volví y fui al baño me encontré algo que nunca habría querido ver. Una mancha bien grande. Por suerte, no era roja. Era una mancha marrón, de un color café oscuro que nunca jamás había visto. Me asusté pero intenté mantener la calma porque sabía perfectamente que manchar marrón no era preocupante, debía ser sangre seca, quizás de la implantación, pensé.

No manché apenas más, fueron sólo un par de manchas al ir al baño. Al día siguiente, lunes, todo estaba perfecto. Así que me tranquilicé. Sin embargo esa noche, otra vez al hacer pipí y limpiarme, me pareció ver una pequeña mancha rosa, como un hijo, casi imperceptible. Pero yo la veía. Sólo quedó ahí así que pensé que quizás era un poco de sobra de lo de la noche anterior. No volví a manchar más. Hasta la noche siguiente, martes, que ocurrió exactamente lo mismo, a la misma hora aproximadamente, al ir al baño volví a percibir una mancha rosa, un hilo, que era casi imposible ver. Este hecho se repitió las noches del lunes al miércoles. Pensé que quizás me estaba obsesionando y veía manchas donde no las había, que quizás era un reflejo de la luz del baño... o yo que se! He de decir que desde el domingo por la noche, cuando manché por primera vez marrón, miraba y remiraba el papel cada vez que iba al baño, como si esperase encontrar algo. Pero el jueves todo fue distinto. Después de cenar fui al baño. Me senté, hice pipí y oí un "plof" que no me sonó nada bien, sentí que no era líquido lo que había caído. Y efectivamente así era. Miré el retrete y estaba todo rojo. Me limpié y estaba manchando. Esta vez no era marrón, ni siquiera rosa. Era rojo puro. Sangre limpia. Me asusté muchísimo, lógicamente. Salí, se lo comenté a mis padres y salimos para urgencias. Afortunadamente el hospital está a 10-15 minutos de casa.

Una vez allí todo fue rapidísimo. Reconozco que iba con la idea de que tendría que esperar horas hasta que me atendieran pero no fue así. Nada más llegar fui a recepción donde me identifiqué y conté lo que me sucedía. Ese día yo estaba de 5 semanas + 4 días. Me hicieron pasar a la sala de espera donde había bastante gente. Unos 5 minutos después me llamaron de triaje, que es como una pre-consulta, donde me volvieron a tomar datos, a preguntarme qué había sucedido y me tomaron la tensión que estaba bastante bien (yo soy de tensión baja). Me dieron un bote para que hiciera orina ya que la analizarían. Hice pipí en ese momento y pude comprobar que manchaba pero apenas ya nada.

Pensé que, ahora sí, tendría que esperar bastante para pasar a consulta. Pero en unos 10-15 minutos me llamaron. En la consulta el enfermero que me atendió fue muy amable. Me preguntó, otra vez, lo mismo que las dos veces anteriores (¿pero no está todo informatizado?). Me preguntó si me dolía la barriga, si tenía cólicos... Nada, sólo manchado. Me dijo que me iban a sacar sangre y ponerme una vía por si hacía falta volverme a sacar o incluso ingresarme. También me comentó que me pasaría a paritorios (ole ahí, yo pensando que había perdido a mi bebé y me mandan a paritorio, muy indicado todo) ya que sólo había ginecólogos disponibles en esa planta. También me pidió que dijese que llevaba manchando más días y fuerte, porque por un simple manchado no le dan importancia. Salí fuera a esperar a que vinieran a por mí. Y empecé a encontrarme mal, rara... Y me mareé. Me bajó la tensión. Me pasa a veces en situaciones así, se me pone la vista nublada y luego todo blanco y me entra mucho frío. Lo mismo me pasó cuando me hicieron la histero, como os conté aquí. Por suerte, llevaba azucarillos en el bolso y me tomé uno que me hizo efecto muy rápido. Justo cuando la enfermera venía a por mí para llevarme a paritorios. Fue a por una silla de ruedas para llevarme mejor. Estuvo a punto de dejarme allí abajo, en la sala de enfermería, pero empecé a encontrarme mejor y subimos arriba.

En paritorios sí que tuve que esperar en la sala de espera. Calculo que unos 20 minutos. Al menos a mí se me hizo bastante largo. En ese rato volví a sentir que se me bajaba la tensión otra vez así que me recosté un poco como pude y, como llevaba en el bolso toallitas limpiadoras con olor a limón me estuve refrescando y la verdad es que me sentí un poco más aliviada, supongo que el olor a limón-alcohol ayudó. Justo en ese momento salió una enfermera. No dejó que entrase nadie conmigo, sólo podía entrar yo, ya que al ser zona de paritorios y zona quirúrjica no era recomendable. Una vez dentro me atendió una ginecóloca que curiósamente fue la que me atendió la primera vez que fui al hospital para pedir que me derivasen a RA. Fue ella la que me mandó la analítica y la histero, como os conté aquí. Me estuvo preguntando, otra vez más, lo mismo. Le conté que venía de FIV, que me habían hecho una transferencia de un embrión de 5 días de calidad blasto, que me había hecho test y beta, ambos positivos, y la medicación que estaba tomando. Me pasó a la camilla y me llamó muchísimo la atención que lo primero que hizo fue hacerme un tacto vaginal. Primero comprobó que, efectivamente, había manchado. Me imagino que desconfían porque mucha gente lo finge para que le hagan una eco, yo misma tengo amigas que han usado ese "truco" para quedarse tranquilas. Luego me dijo que tenía el cuello del útero cerrado. Cosa que no sabía que significaba aunque luego supe que era bueno. Y posteriormente pasó a hacerme la eco. Al principio estaba nerviosa porque ella no hablaba y yo no veía la pantalla. Luego la giró y me dijo que veía el saco, que estaba bien. Y que veía otro que parecía no estar evolucionando. Que parecía que eran dos. ¿Cómo? Al principio me invadió como una mezcla de alegría y sorpresa pero, rápidamente, me di cuenta que no podía ser, que sólo me había puesto un embrión y podía darse la circunstancia de haber gemelado pero en ese caso no serían dos sacos independientes. Se lo comenté. Volvió a mirar la pantalla y me dijo que entonces lo otro no era un saco sino lo que ella suponía: un hematoma retrocorial.

La palabra hematoma me aterraba. Conocía varias chicas con hematomas, muchas de ellas no habían tenido suerte y habían perdido el bebé así que me asusté un poco. Me dijo que el saco estaba bien, que se veía el embrión y se apreciaba latido (por las imágenes que ponen ellos de contraste azul-rojo donde se ve la frecuencia sanguínea) pero que no podía escucharse por el aparato, que era viejo, pero que las medidas correspondían al tiempo que estaba y que todo estaba perfecto. Me hizo bajar de la camilla, vestirme y volver a consulta. Allí me estuvo explicando que no debía preocuparme, que sí es cierto que a veces el hematoma al irse expulsa con él al embrión pero que lo normal era que no fuese así. Que hiciese reposo absoluto durante unos días. Me dio un informe donde venía anotado todo y me puso "riesgo de aborto" que me dio un miedo leer... Pero me tranquilizó diciéndome que lo ponían siempre por protocolo pero que no iba a pasar nada. Que volviese sólo si manchaba en duración y cantidad como una regla pero no si manchaba menos, que sería muy probable.

Me fui de allí súper tranquila. Como si me hubieran quitado 5 kilos de encima. Me hizo foto de la eco pero no me la dio, la adjuntó al informe. Tampoco me dio los resultados de la analítica porque como me habían atendido tan rápido no había dado tiempo ni siquiera a tenerlos listos. En total estuve en urgencias 1 hora y 30 minutos. Me pareció genial!

Cuando llegué a casa apenas manchaba ya. Y al día siguiente, viernes, no volví a manchar. Estuve todo el fin de semana en reposo en la cama. Absoluto. Hasta me subían la comida a la cama. Sólo me movía para ir al baño. Estaba tranquila. Además me habían dicho que lo importante es que no tuviera ni dolores ni cólicos. Así que perfecto. Sin embargo el sábado volvió a empañarse todo. Me levanté sobre las 10 de la mañana y cuando fui al baño, sin ni siquiera hacer pipí, vi que estaba toda manchada: braguitas, pijama y hasta un poco la sábana. Volvía a ser rojo puro, como el jueves anterior. Como la médica me había avisado que podía pasar y que sólo fuera en caso de cantidad y duración como una regla, quise esperar. Hice bien puesto que sobre las 12 (dos horas después) ya no manchaba más.

El finde terminó con normalidad. Ese lunes tenía mi primer control en la clínica de Málaga. Estaba de 6 semanas justas. Cuando llegué y se lo conté a mi médico se preocupó. Me dijo que tendría que haberle llamado porque me hubiera retrasado un poco la cita. La verdad es que no había caído en ello. Pasó a hacerme eco. No hablaba. Me miraba y remiraba. Todo estaba bien. El saco y el embrión habían crecido desde el jueves y pude escuchar su corazón!!! Qué alivio sentí. Me siguió mirando como un rato largo y él no vio hematoma. Me dijo que sólo veía una pequeña mancha pero que era algo que yo siempre había tenido, que a veces se forman manchas en el útero como el que tiene un lunar en el brazo, son señales sin importancia y que, desde luego, no era una mancha de sangre como son los hematomas. Me pareció raro todo. Porque yo en urgencias vi en el monitor la mancha que supuestamente era el hematoma. Era tan grande como el saco del embrión, así constaba en el informe también. Sin embargo allí, en el privado, es cierto que no se veía nada grande donde estaba el otro día, sólo una pequeña mancha, más pequeña y más clara que la vez anterior. Pensé que quizás lo había expulsado ese fin de semana y de ahí el haber vuelto a sangrar, aunque me pareció rarísimo que se fuese en tan poco tiempo. El médico me dijo que la mayoría de las mujeres solían sangrar en el primer trimestre y que en un gran número de casos no había un motivo real, no se sabía. Podían ser mil cosas: irritación del cuello del útero, hematomas... Pero no siempre se podía dar un diagnóstico certero. También me dijo que lo del tema de haber tenido dos sacos podía haber sido posible, pero esto no lo entendí bien porque ¿cómo iba a ser posible con un único embrión tener dos sacos independientes? Digo yo que podría haber gemelado, pero mellizos era imposible. Me dijo que siguiese con los parches de estradiol, Evopad, y la Progesterona y que ya podía dejar la Vitamina E que estaba tomando y cambiar el Seidivid por Natalbén Supra. Y me dio el alta, por fin! Me dijo que en verdad debería verme otra vez sobre la semana 8 pero que como tenía que viajar hasta allí y con el tema del sangrado prefería que no fuera. Me hizo un informe para que en la SS intentaran verme entre la semana 8-10. Después de un año allí, la despedida fue un poco fría, supongo que todo fue un poco raro por la situación. Me iba de allí con miedo por si no prosperaba y creo que ellos también se quedaron un poco preocupados. Me dio la enhorabuena, aunque me dijo que por él hubiera seguido con las IAD que lo hubiera logrado seguro. Al salir, todas las enfermeras y recepcionistas estaban fuera para darme la enhorabuena también. Reconozco que me fui de allí con la sensación de que esperaba otro tipo de despedida. Supongo que fue la situación en sí, que no acompañó.

Esa semana estuve perfecta. Ni manchados ni nada de nada. Ya no hacía reposo absoluto pero si parcial. Intentaba no pasarme demasiado. Sin embargo justo al lunes siguiente cuando me desperté vi que manchaba marrón. Pero no una mancha marrón como la primera. Esto eran como hilos mezclados con el flujo. Estuve así toda la semana 7 de embarazo. No llegaba a manchar el salvaslip. Sólo manchaba al limpiarme después de hacer pipí y era poca cantidad. Como digo, hilos marrones. A veces más oscuros, otros más claros, algún mini coágulo marrón. Supuse que serían restos de los sangrados anteriores.

Al cumplir la semana 8, justo el lunes, el manchado marrón había desaparecido. Ni rastro. Esta vez sí, se fue para siempre. Aún así yo me obsesionaba mirando el papel después de ir al baño, como quien busca un tesoro. Pero nunca apareció nada más. Sólo un día, cuando estaba de 9 semanas y 4 días, a media mañana al limpiarme en el papel había una mancha grande rosa. Me asusté, pensando que el tema volvía a repetirse. Pero no, se quedó ahí. Fueron un par de manchas más ese día y aquello se desvaneció, desapareció.

Afortunadamente todo salió bien. En la eco de la semana 11 (que tenía que haber sido en la 12 pero conseguí que me la adelantaran por el tema del sangrado, aunque no quisieron o no podían adelantarla más, como había pedido mi gine del privado) vieron que todo estaba perfecto. No había rastro de hematoma o de lo que fuese que había habido allí. Mi bebé estaba enorme (en comparación con antes, claro) había evolucionado perfectamente, su corazón latía a la perfección y se movía muchísimo, tanto que hasta les costó tomar las medidas para el triple screening. Ese día me fui feliz, porque mi bebé estaba bien y porque las medidas que me dieron (a falta del contraste con la analítica de sangre) parecía indicar que sería un bebé sanote.

Ahora estoy en mi semana 27 de embarazo. Fue un primer trimestre muy malo, siempre digo que hubiera preferido pasarme el día en el baño: con nauseas, mareos, vómitos... que el haber tenido sangrados. Cuando sangras, sea del color que sea, todo se te revuelve. Piensas que no va a salir bien, te entran miedos, dudas, preocupaciones... Se pasa realmente mal porque no sabes cómo va a acabar la cosa. A estas alturas del embarazo aún sigo mirando el papel con miedo a encontrar algo que no deba. Y es inevitable. Y me da pena. Tanto tiempo luchando para lograrlo y no pude disfrutar del primer trimestre como debía. Eso hizo también que retrasase a esa primera eco en la SS en la semana 11 para contárselo a todo el mundo. Digamos que a partir de ese día pude respirar y asumir que, de verdad, estaba embarazada y que todo iba a salir bien.